¡Hola! Te doy la bienvenida a mi blog, en el que compartiré noticias, artículos científicos de interés y más.

Hoy, me gustaría hablar de un tema trending topic en los tiempos que vivimos: El Coronavirus. Ya sé que es un tema muy trillado pero, ¿estamos al corriente de sus consecuencias en nuestra salud? «Conocemos» los síntomas que puede provocarnos, y quizás algunos de nosotros hayamos leído o nos quieren sonar algunas de las secuelas que este dichoso virus puede provocarnos; en la mayoría de los casos pueden llegar a ser crónicas incluso.

Como profesional de la salud mental, me gusta estar pendiente de los últimos descubrimientos científicos. En este caso, os quiero acercar un artículo escrito por Heneka, Golenbock, Latz, Morgan, y Brown (2020) acerca de las consecuencias de las infecciones por COVID-19 en el desarrollo de afectaciones neurológicas a corto y largo plazo; os dejaré referencias de dicho artículo más abajo por si os interesa, está en inglés y es completamente gratuito.

Los investigadores nos cuentan que hay cada vez más pruebas que indican que la infección por Sars-CoV-2 provoca déficits neurológicos en una proporción considerable de los pacientes afectados. Si bien estos síntomas aparecen de forma aguda durante el curso de la infección, se sabe menos acerca de las consecuencias a largo plazo para el cerebro. Los casos de COVID-19 gravemente afectados experimentan altos niveles de citoquinas proinflamatorias (que actúan en la respuesta inmune innata, inespecífica o inflamación; favorecen el desarrollo de inmunidad celular y/o citotóxica) y disfunción respiratoria aguda y a menudo requieren ventilación asistida.

Hay al menos cuatro posibles mecanismos patogénicos que pueden explicar el efecto perjudicial de COVID-19 en el Sistema Nervioso Central (SNC): (1) encefalitis viral directa, (2) inflamación sistémica, (3) disfunción de órganos periféricos (hígado, riñón, pulmón), y (4) cambios cerebrovasculares. En la mayoría de los casos, sin embargo, las manifestaciones neurológicas de COVID-19 pueden surgir de una combinación de lo anterior. Cualquiera de estos mecanismos o una combinación de ellos ponen a los supervivientes de COVID-19 en riesgo de desarrollar consecuencias neurológicas a largo plazo, ya sea agravando o acelerando un trastorno neurológico preexistente o iniciando uno nuevo.

Tras una revisión de la información, Heneka y colegas concluyen que la evidencia sugiere fuertemente que los pacientes que sobreviven a COVID-19 tienen un alto riesgo de desarrollo posterior de enfermedades neurológicas y en particular de la enfermedad de Alzheimer. Por eso, los profesionales de la salud mental y cuidadores deben ser alertados de un posible aumento en tales casos en los sobrevivientes de COVID-19. Finalizan subrayando que aún se necesitan estudios prospectivos para investigar las posibles correlaciones entre las infecciones agudas y subagudas por COVID-19 y las secuelas neurológicas a largo plazo en esta cohorte de pacientes.

Tras su lectura, queda claro que aún queda mucho que investigar acerca de las secuelas que este virus puede provocar en nuestro SNC, y más aún en relación a las enfermedades neurodegenerativas.

¿Qué os ha parecido el post? ¿Os ha resultado interesante? Si os animáis, podéis dejar en comentarios sugerencias de temas de lo que os gustaría que se hablara en el blog.

Si has llegado hasta aquí, muchas gracias por leer mi Blog. Que tengas un buen fin de semana.

Referencias:

Heneka, M. T., Golenbock, D., Latz, E., Morgan, D., y Brown, R. (2020). Immediate and long-term consequences of COVID-19 infections for the development of neurological disease. Alzheimer’s research & therapy12(1), 69. https://doi.org/10.1186/s13195-020-00640-3

Un comentario en «Coronavirus, ¿Cuál es su impacto neurológico?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.