Seguramente conozcáis la papiroflexia (los barquitos de papel que hacíamos de pequeños, por ejemplo). Hace unos meses, mientras trabajaba como terapeuta ocupacional en una residencia, intenté buscar actividades nuevas que no hubiera hecho antes con aquellos mayores. Debía ser algo que pudieran hacer de forma distanciada (dichoso COVID) pero sintiéndose parte de un grupo.

Es por eso que pensé en dedicar la hora de actividades a la papiroflexia, creando formas de papel a través de doblajes. La experiencia fue satisfactoria, manifestando lo mucho que habían disfrutado de la actividad al finalizarla. Es por esto que he querido crear un post dedicado a esta «destreza manual» y a compartir con vosotros los numerosos beneficios que he descubierto podemos lograr a través de esta práctica.

Cuándo utilizar la papiroflexia

Podemos utilizar la papiroflexia como herramienta multisensorial que incide en el sistema nervioso central (SNC):

  • En procesos de rehabilitación (tras un Ictus, por ejemplo).
  • Como tratamiento psicoterapéutico (en trastornos de la ansiedad, adicciones, dificultades de comunicación, trastornos del aprendizaje y trastornos del comportamiento).
  • Como recurso didáctico, facilitando el aprendizaje; con efectos sobre el procesamiento motor, eficiencia visoperceptiva, memoria implícita, tolerancia a la frustración…
  • Para fortalecer los recursos cognitivos en personas mayores.

Beneficios de la papiroflexia

Dado que la papiroflexia es una herramienta de estimulación multisensorial que ayuda a fortalecer los recursos cognitivos, cabe esperar que su práctica fuera beneficiosa para el rendimiento cognitivo, creando reserva cognitiva que proteja en mayor medida a los sujetos de deterioro cognitivo. 

A continuación listaré los beneficios que los investigadores han concluido puede producir la papiroflexia:

  • Procesamiento motor (velocidad y precisión).
  • Estructuración espacial.
  • Eficiencia visoperceptiva.
  • Memoria implícita.
  • Funciones ejecutivas del córtex prefrontal (programación de la conducta, atención sostenida, flexibilidad mental, capacidad de inhibición, autorregulación…).
  • Fluidez verbal y lenguaje.
  • Si se realiza de forma grupal, favorece a la participación social.

En el centro, creemos que la época navideña puede ser un momento clave para la práctica de estas actividades. Os animamos a recrear las manualidades que os publicaremos en nuestro Instagram. Aprovechar a recrearlas con vuestros familiares y amigos, será una actividad lúdica muy beneficiosa para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.